fbpx

ICBF desprotege a los niños con Discapacidad en Colombia bajo el pretexto de una inclusión no existente.

  • La Modalidad de Fortalecimiento de Capacidades del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF, que es, en muchos casos la única oferta que tienen los menores de edad con discapacidad en Colombia está a punto de desaparecer.
  • Desde el año 2019 han salido de los programas de atención del ICBF más de 4000 niños, se prevé que para este año salgan otros 3000 con pocas o nulas opciones de atención diferentes a las que recibían.
  • Para el último trimestre del año 2022 hay un déficit de 7.384 millones de pesos que harían que no sea posible atender a casi 2500 niños.

Según las cifras de la Fundación Saldarriaga Concha en el año 2018 había matriculados 208.443 estudiantes con discapacidad, sin embargo, el 41% de los niños y jóvenes con discapacidad estaba por fuera del sistema escolar, es decir, aproximadamente 144.850 niños y jóvenes con discapacidad no recibe ninguna atención en educación.

Actualmente el ICBF atiende a 4.200 niños y adolescentes con discapacidad en la Modalidad Fortalecimiento de Capacidades, aproximadamente sólo el 1.2% de toda la población con discapacidad en edad escolar de Colombia y esta situación se agrava aún más reconociendo que de acuerdo con la última medición de pobreza, Colombia se ubicaba como el tercer país en América Latina con un 42,5%, quiere decir que podríamos pensar en que cerca de 60 mil niños estarían en esta condición de vulneración y el ICBF solo está atendiendo el 7%.

Esta Modalidad funciona desde el 1 de noviembre de 2019 y reemplaza la modalidad Externado para niños, niñas y adolescentes (NNA) con discapacidad que funcionaba bajo la Dirección de Protección del ICBF.

Con la entrada en vigencia de la Ley 1878 de 2018 que modificó algunos artículos del Código de infancia y adolescencia, se fijó un término de 6 meses para una medida de protección y define que solo los niños con derechos vulnerados o amenazados pueden ser cobijados por una medida de protección, esto estaba orientado a definir rápidamente la situación de los niños en condición de abandono y mejorar sus opciones de adoptabilidad, sin embargo esto fue mal interpretado y aplicado a los niños con discapacidad teniendo como consecuencia que los niños con discapacidad con derechos inobservados no pudieran ser protegidos por el estado y se dio una salida masiva de niños de los las instituciones que los atendían, más de 4000 niños quedaron sin atención, incluyendo una alta población de jóvenes entre los 18 y 25 años para quienes esta modalidad era la única oportunidad de tener una preparación para su tránsito a la vida adulta y a ser incluidos como adultos independientes, autónomos y productivos.

 

Esta situación se va a repetir este año, entre noviembre 2021 y enero 2022 cumple el 77% de los usuarios el plazo máximo de los 24 meses en la modalidad y debe egresar. Se trata de aproximadamente 3.300 niños, niñas y adolescentes con discapacidad y de estos 3.300 niños solo el 7% transita a atención alternativa, que no es comparable con los servicios y atenciones que recibe.

Adicionalmente, se ve con preocupación la disminución sistemática de la cobertura del ICBF para los niños con discapacidad, no solo en cupos, ya que con las dos salidas masivas de niños, llegaríamos a un egreso de más de 7000 niños en 3 años, sino también en el presupuesto destinado para atenderlos, donde se tiene un déficit de 7.384 millones de pesos para el próximo año, lo que se traduce en que o se van a continuar disminuyendo los cupos o no se van a tener a recursos para atender a cerca de 2485 niños en el último trimestre del año 2022.

Actualmente se maneja esta modalidad entre 58 operadores y un total de 65 contratos en 23 Regionales del país. Todas entidades sin ánimo de lucro, con personería jurídica y licencia de funcionamiento del ICBF y la mayoría de los operadores con trayectorias superiores a los 20 años de trabajo con población con discapacidad. Por la situación presentada, desde el año 2019, ya 5 instituciones han dejado de prestar sus servicios y algunas de ellas han cerrado definitivamente y algunas manifiestan que ven en riesgo su continuidad debido a que las condiciones contractuales evidencian un desequilibrio que pone en riesgo su pervivencia.

La modalidad genera a nivel nacional los siguientes empleos:  

  • 200 empleos directos, contratados por los 58 operadores para la ejecución de los 65 contratos.
  • 600 empleos de los transportadores contratados por las familias para el transporte de los NNA
  • 000 empleos de cuidadores, en su gran mayoría mujeres, que tendrán que renunciar a su empleo para quedarse en casa y cuidar a su hijo con discapacidad.
  • 300 empleos de los funcionarios, contratados por el ICBF para supervisar y monitorear los operadores de la modalidad.  

Todos estos empleos peligran a partir del 30 de noviembre, ya que con la salida del 77% de los NNA del programa de Fortalecimiento, las instituciones quedarían insostenibles económicamente.

COMITÉ NACIONAL DE OPERADORES MODALIDAD FORTALECIMIENTO ICBF.

#Apoyalainclusión

niños ICBF, El Comité
Jóvenes ICBF - El Comité

Palabras de nuestra Directora

Ir al contenido